México, D.F.   |   11.12.2017

Museo Mural Diego Rivera

Balderas y Colón s/n
Centro Histórico
Ciudad de México
Tel. 5521.5318

mmdr.difusion@inba.gob.mx
mmdr.seducativos@inba.gob.mx

Historia del Mural

SUEÑO DE UNA TARDE DOMINICAL EN LA ALAMEDA CENTRAL

En 1947 el legendario parque de la Alameda Central es atrapado en un sueño lleno de colores y personajes; Diego Rivera (1886-1957) pinta el mural titulado Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central a solicitud del arquitecto Carlos Obregón Santacilia, para el salón comedor del Hotel del Prado, que alguna vez se ubicó en la Av. Juárez en el Centro Histórico. El discurso pictórico de esta maravillosa obra artística se abre en distintas dimensiones ante el espectador como una ventana salpicada de historia y empañada por los sueños de los personajes que en él aparecen. Así, Rivera nos invita a la convivencia con el pasado y nos presenta la pasión y el celo de los conquistadores a espada y cruz; nos muestra el fuego de la intolerancia religiosa en cuyo nadir se paran elegantes miembros del Jockey Club ; de pronto un abigarramiento de gente que son el sueño de los que duermen en una de las bancas del parque en cuyos rostros se asoman dos imperios, una musa, grandes ideas liberales y la cancelación de una intervención extranjera. Al medio día, el garbo aparece en hombres y mujeres enfundados en trajes de domingo enmarcando la historia misma de aquel 1895, y el modernismo y la revolución juntos; el pequeño Diego es custodiado por la dulzura de Frida quien muestra en la mano el ying-yang; la risueña Catrina se adorna con la serpiente emplumada, Quetzalcóatl, y ésta no vacila en mirar al espectador de frente mientras toma del brazo al niño Diego y al maestro Posada. En otro punto una mujer, la chiutlahua, desafía indignada la autoridad de un gendarme. Detrás un enorme globo de Cantolla eleva las iniciales de “República Mexicana” y a un extremo observando el cuadro está el general Porfirio Díaz en ademán de entregar la presidencia a Nicolás Zúñiga y Miranda, un sueño que nunca pasó a la realidad.

El viejo “General Medallas” laureado por una victoria con alas de faz mestiza y cabello rubio. Este fragmento de tiempo culmina con visiones premonitorias del caos y a la vez dan paso al futuro en movimiento con árboles que se agitan en los aires revolucionarios. A continuación una familia de campesinos es rechazada por un gendarme, quien los obliga a retirarse de la Alameda mientras que un perro gruñe con rabia ante la injusticia, y como saliendo del fuego, el sueño es portador de las manos y rifles que se forman y acuden a la voz de “Tierra y Libertad”.

El tronco de un árbol doblado divide a la multitud que se perfila hacia el final del sueño donde están familiares de Diego –Ruth Rivera, su hija, Juan Pablo su nieto y su segunda esposa Guadalupe Rivera- que escuchan atentas el discurso del obrero revolucionario. Junto a ellas, un abogado ríe maquiavélicamente y sostiene una torta que está mordiendo; una rama de un árbol muerto sirve de escondite a la cara del asesino de Madero, Victoriano Huerta; arriba, una mujer con las piernas abiertas y rostro indiferente. Más arriba todavía un clérigo, un empresario y un presidente, son parte de la corrupción que se hace latente ante, pesadilla que recorre la historia y devora a sus forjadores. Otras ramas del mismo árbol hace las veces de marco para la figura sacralizada de Francisco I. Madero quien saluda sombrero en mano. Para terminar, la cúpula del Palacio de Bellas Artes, edificios modernos y una fábrica con chimeneas hacen alarde del progreso, de esa idea positivista cuya promesa ha hecho de la modernidad una esperanza ilusoria.

Artes e Historia México
 
Fotógrafo 12,2017
Carrusel, Ricardo Guzmán
Ricardo Guzmán
Carrusel

Carrusel, Ricardo Guzmán
Artista 12,2017
Sueños Psico-Imaginarios, 2015, Rubén Maya
Rubén Maya
Sueños Psico-Imaginarios, 2015

Sueños Psico-Imaginarios, 2015, Rubén Maya
Artista 12,2017
, Teresa Zimbrón
Teresa Zimbrón


, Teresa Zimbrón
Efemérides
Blogs
Último jazz en San Francisco
Eduardo García Aguilar
Visita un castillo medieval
Eduardo García Aguilar
Las cartas del peruano Ribeyro
Eduardo García Aguilar
Luisa Futoransky en París
Eduardo García Aguilar
En la ciudad de Julio Verne
Eduardo García Aguilar
Fernando Castellanos
Adriana Cantoral
Exotismos orientalistas de Marruecos
Eduardo García Aguilar
Sitios
Virreyes de la Nueva España (1519-1821)
Antropología e Historia de México
Marco Tulio Lamoyi
Fotografía en México
Museo Mural Diego Rivera
Museos en México

Redes sociales